Bacon se introduce en el mundo de las letras en el Centro Pompidou

Bacon se introduce en el mundo de las letras en el Centro Pompidou

Bacon se introduce en el mundo de las letras en el Centro Pompidou

Han pasado 23 años desde la última exposición en París de uno de los pintores más relevantes del siglo XX, Francis Bacon. En 1996, cuatro años después de la muerte del artista en Madrid, el Centre Georges Pompidou realizó una maravillosa retrospectiva de su obra. Ahora, «Bacon en toutes lettres» (Bacon con todas sus letras) se expone en el Centre Beaubourg –como también se conoce el Centre Pompidou– y permite descubrir sesenta de sus obras hasta el 20 de enero de 2020. Las obras elegidas, son pinturas realizadas por Bacon a lo largo de los últimos veinte años de su trayectoria. Entre las 60 obras se incluyen 12 trípticos excepcionales. Bacon fue un artista que nadaba a contracorriente de la abstracción que triunfaba en su época. Defendía lo figurativo, que modificaba intencionadamente con su pincel. Siempre trataba de ir un paso más allá de la ilustración, modificar las apariencias, alterar la realidad con grandes circunloquios. A pesar del rechazo del artista de todas las interpretaciones narrativas y lógicas de su obra, la exposición interroga el estrecho lazo de Francis Bacon con el mundo de la literatura. Con este fin, se han seleccionado seis obras de diversos ámbitos: filosofía, de la mano de Nietzche, las tragedias de Esquilo, la poesía de T.S. Eliot, o las novelas de Joseph Conrad o Georges Bataille. Entre la selección literaria, no podía faltar, por supuesto, el ensayo «Miroir de la tauromachie» (Espejo de la tauromaquia) del escritor, poeta, crítico de arte y, ante todo, amigo de Bacon, Michel Leiris.

Debido al éxito y a la gran afluencia solo es posible reservar las entradas en línea y deberá reservarse una franja horaria para la visita.

Más información